Plagiocefalia – la deformación del cráneo en los bebés

Plagiocefalia en el lactante

¿Qué es la plagiocefalia?

Cráneo de un bebé
Cuando el cráneo del bebé está deformado, médicamente se habla de plagiocefalia.

Plagiocefalia es el término médico para un cráneo deformado u oblicuo. Se distingue entre las deformaciones ocurridas antes del nacimiento y que tienen causas anatómicas (craneosinostosis), y las originadas por el posicionamiento y que tienen su origen en la moldeabilidad de los huesos del cráneo (asimetría craneal posicional).

El hecho de que el cráneo esté formado por varios huesos que sólo se osifican y endurecen durante el proceso de desarrollo es ventajoso porque ayuda al bebé a pasar por el estrecho canal del parto y porque permite que el cerebro se desarrolle exponencialmente durante el primer año de vida. En ningún otro momento se aprende tanto como en esta etapa. Externamente, esto se traduce en un crecimiento significativo del cráneo, que no toma su forma definitiva hasta el final del primer año de vida, pero que para entonces ya ha alcanzado el 80% de su tamaño final.

Pero puede ocurrir que, por ejemplo, las articulaciones cartilaginosas (suturas) entre los huesos del cráneo se solidifiquen ya en el útero. Esto generalmente da como resultado una asimetría, también conocida como craneosinostosis. Por otro lado, la cabeza también puede deformarse en el útero de la madre si presiona con los huesos pélvicos durante demasiado tiempo (en posición de nalgas).

A medida que el bebé crece, su cabeza también puede cambiar y deformarse si se acuesta únicamente sobre su espalda o siempre sobre el mismo lado. Entonces la deformación de la cabeza se debe a la posición. Es una asimetría posicional. A una cabeza torcida se la llama plagiocefalia, a una cabeza plana braquicefalia. Sin embargo, la braquicefalia se resuelve por sí sola, no es clínicamente relevante.

¿Cuál es la definición médica de la plagiocefalia?

Medir la deformación de la cabeza
Para determinar claramente la gravedad de la plagiocefalia, el diámetro del cráneo se mide en dos lugares. Un cálculo matemático da como resultado un valor orientativo: el índice de asimetría de la bóveda craneal, en inglés, cranial vault asymmetry index (CVA). Si la llamada CVA es inferior a 3 mm, todo está bien; hasta 12 mm es un desplazamiento moderado y ligero; más de 12 mm es una asimetría severa. Esto es importante para el diagnóstico y el posterior tratamiento.

La definición de la plagiocefalia es el aplanamiento asimétrico de la parte posterior de la cabeza en los bebés. Esto afecta principalmente al hueso posterior del cráneo, el hueso occipital. Se trata de una plagiocefalia posterior. Esto puede ocurrir tanto en la parte derecha como en la izquierda. Es posible ya que entre los huesos del cráneo existen las llamadas suturas de tejido o articulaciones de cartílago (suturas), que funcionan indirectamente como articulaciones.

Para cada enfermedad existe un código que la identifica de manera exclusiva y que tiene validez internacional. La OMS (Organización Mundial de la Salud) es la encargada de fijarlo. Se trata del código de diagnóstico de la CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades). Para la plagiocefalia, el código CIE-10 es Q67.3 (véase la breve descripción en Wikipedia).

También existe la llamada clasificación según Argenta. El médico estadounidense Louis Argenta clasificó la plagiocefalia posterior occipital de los bebés en cinco tipos. Por ejemplo, se habla de Argenta tipo 2 si el eje de la oreja se ha desplazado (el llamado desplazamiento de la oreja), o de Argenta tipo 3 si la frente también está abultada.

YouTube

Mit dem Laden des Videos akzeptieren Sie die Datenschutzerklärung von YouTube.
Mehr erfahren

Video laden

Cuando un bebé ya tiene mucho pelo, no es tan fácil evaluar la forma de la cabeza ni tampoco la posición desplazada de las orejas.
Pequeño consejo: evalúa la cabeza de tu bebé con el pelo mojado después del baño.
Para evaluar la posición de las orejas, mirélas desde arriba desde el lado izquierdo y derecho de la cabeza – como se muestra en el vídeo.

Muchos bebés nacen con una deformidad craneal asimétrica. Esto significa que el cráneo se desplaza al nacer, pero en la mayoría de los casos esto desaparece nuevamente en las primeras semanas de vida. En otros bebés, la asimetría sólo se desarrolla después del nacimiento. Por lo tanto, se habla de plagiocefalia posicional sólo en bebés a partir de la 6ª – 8ª semana de vida.

¿Qué consecuencias debo esperar?

base del cráneo desde arriba
La posición desplazada de los órganos del equilibrio se indica con las cruces rojas.

El grado de afectación del cerebro por una deformación craneal de este tipo no está claramente demostrado, pero no se puede descartar que se produzcan retrasos en el ámbito del desarrollo del lenguaje, el desarrollo cognitivo y la psicomotricidad, que posteriormente pueden afectar también al rendimiento escolar.

El sentido del equilibrio se ve afectado por el desplazamiento del eje de la oreja (en inglés, ear shift). Esto dificulta el desarrollo motor de los niños pequeños. Además, la ventilación al oído medio a través de la trompa de Eustaquio puede estar limitada e incluso el canal auditivo puede estrecharse, lo que puede reducir la audición. En caso de que el niño necesite gafas más adelante, la adaptación puede ser muy complicada si la distancia nariz-oído es diferente en ambos lados.

Los huesos de la mandíbula y las articulaciones mandibulares también se ven afectados. La asimetría de los maxilares superior e inferior, que da lugar a una maloclusión, debe tratarse con ortodoncia como consecuencia tardía en la adolescencia. La asimetría también puede cambiar el rostro de por vida, lo que puede ser muy estresante psicológicamente.

La deformación del cráneo incluye también la base del cráneo y, dado que las vértebras cervicales aún son deformables, estas también pueden desplazarse entre sí de manera asimétrica. Esto provoca una reducción de la movilidad de la cabeza y la columna vertebral. Todo ello puede verse reforzado por una postura preferida o un lado favorito del bebé. Cuando los niños se enderezan para sentarse y ponerse de pie, la cabeza suele quedar en ángulo, lo que puede provocar una malposición escoliótica. Los músculos se utilizan de forma más unilateral y se contraen más, lo que provoca dolor en los hombros, el cuello y la cabeza. No se puede decir con certeza hasta qué punto esto ejerce presión sobre las vías nerviosas y afecta a la digestión. Sin embargo, si no se trata, la percepción de todo el cuerpo puede verse alterada, lo que se acentúa aún más en la edad adulta. A largo plazo, esto también puede provocar más asimetrías en el torso.

Malposición escoliótica infantil
Una deformación del cráneo puede provocar una mala posición de la columna vertebral.

¿Qué prevención se recomienda?

Los padres no pueden hacer nada contra la deformación del cráneo en el útero, pero sí contra el posterior desplazamiento de la parte posterior de la cabeza. Para ello, desde el punto de vista terapéutico, se recomienda alternar y variar el posicionamiento del bebé, unas veces a la derecha y otras a la izquierda. Es muy importante prestar atención al riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante. Así, en 2012, el departamento pediátrico de la Sociedad Alemana de Investigación y Medicina del Sueño (pediatría de la Deutschen Gesellschaft für Schlafforschung und Schlafmedizin, DSMG) publicó una guía en la que se indica con especial claridad que los bebés en el primer año de vida no deben dormir boca abajo. Siempre tenemos preparadas explicaciones actualizadas sobre la prevención del síndrome de muerte súbita del lactante por el Prof. Dr. Poets y colegas.

Sin embargo, como los bebés no pueden mantenerse de lado durante mucho tiempo, se suele preferir la posición supina. Pero esto en realidad promueve la deformación del cráneo del bebé. Por lo tanto, se recomienda aquí la posición lateral como prevención, en la que el bebé debe estar apoyado y protegido por una almohada de forma que no pueda darse la vuelta sobre su estómago ni sobre su espalda.

evaluación de la forma de la cabeza del bebé
Sólo en las primeras 12 semanas de vida se puede asegurar la posición lateral con rollos de toalla.

¿Qué terapia es posible?

La fisioterapia y la osteopatía están especialmente indicadas para el tratamiento de la plagiocefalia. Por ejemplo, pueden liberar bloqueos en la movilidad de la columna vertebral. Además, hacen mucho hincapié en que los padres aprendan a determinar la forma de la cabeza del bebé y a estimular y fortalecer los músculos abdominales y de la espalda con el bebé mediante pequeños ejercicios.

En nuestra mediateca hemos reunido algunos vídeos de ejercicios para que los haga con su bebé.

Además, los terapeutas, pediatras y matronas recomiendan el posicionamiento lateral variable apoyado en una almohada segura, como la almohada de posicionamiento para bebés de VARILAG. El objetivo es guiar el crecimiento a través del peso muerto que descansa en el lado abultado del cráneo y compensar la deformación durante los períodos de sueño.

Más información sobre la almohada de posicionamiento para bebés de VARILAG
Vista de la cabeza soporte de posicionamiento lateral VARILAG

La llamada órtesis de casco también se desarrolló como dispositivo médico. Este casco de plástico hecho a medida se ajusta individualmente al niño y funciona de forma similar a los aparatos ortopédicos. Esto significa que con la terapia de casco, el crecimiento del cráneo se dirige específicamente. El tratamiento con casco para la plagiocefalia sirve, pues, para corregir la parte superior de la cabeza. Sin embargo, el eje de la oreja, los huesos de la mandíbula y la columna cervical no se pueden tratar con esto. La órtesis de casco se utiliza preferentemente para los niños mayores en los que la deformidad craneal se diagnosticó muy tarde y, además, la plagiocefalia es muy pronunciada. Las compañías de seguros de salud ya no cubren los costes de la terapia con casco en la actualidad, ya que su eficacia no está suficientemente probada.

La plagiocefalia posicional no necesita ser tratada con cirugía. No hay ninguna indicación médica para ello.

FAQ – Preguntas más frecuentes

¿Qué hacer en caso de un cráneo torcido?
Si nota una cabeza torcida en su bebé, primero consulte a un médico u otro terapeuta y hable con él sobre qué hacer. Luego, aprenderá cómo puede determinar la forma de la cabeza de su bebé, cuánto debe colocarla de lado, qué debe tener en cuenta y cómo puede ayudar a su bebé a no apoyar siempre la cabeza sobre su lado favorito.

¿Cómo puedo determinar si mi hijo tiene una plagiocefalia posicional?
Ponga a su hijo sobre su espalda. Mire el cráneo desde arriba (desde una vista aérea). Levante un poco la cabeza de su bebé y alinéela de manera que quede recta con la nariz apuntando hacia arriba. Ahora evalúe la forma de la cabeza de su bebé:

  • ¿Está aplanada la parte posterior de la cabeza?
  • ¿Está la oreja más adelante en un lado?
  • ¿La parte frontal también es más abultada?

Dependiendo de la gravedad de la asimetría de la cabeza, se observan estos tres aspectos. Consulte los próximos pasos con su pediatra y pregúntele si considera útil la terapia de posicionamiento. Él también llevará a cabo el diagnóstico diferencial y evaluará si realmente se trata de una deformación posicional de la cabeza.

¿Durante cuánto tiempo se puede tratar la plagiocefalia?
La respuesta está muy relacionada con el crecimiento de la cabeza de tu hijo. A través de la terapia de posicionamiento, el crecimiento puede ser dirigido. La cabeza crece más en los primeros seis meses de vida; este es el período durante el cual usted tiene la mayor influencia. En la segunda mitad del 1er año de vida, la forma de la cabeza de su hijo también se puede corregir, pero esta corrección ya no es tan rápida. Con la terapia de posicionamiento, es probable una corrección de 1 mm por semana entre el 4º y el 8º mes de vida dependiendo del ritmo de crecimiento.